surfing-felipe-serani

5 cosas que debes conocer estás empezando a surfear

El surf es uno de los deportes de aventura más populares en el mundo, en donde muchas personas lo llegan a considerar incluso un estilo de vida. Este es sumamente complicado y requiere de años de preparación, constancia y compromiso para llegar a dominarlo por completo. Sin embargo, esto no quita que cualquier persona pueda disfrutar de esta actividad, independientemente de que tanta experiencia tenga en el surf. 

Si bien, puede llegar a ser difícil de aprender, el proceso de mejora que el usuario experimenta hace que lo pase bien y cada vez se vaya divirtiendo más a medida que progresa. Por tal motivo, podrás encontrar una lista de 5 cosas que te ayudarán a mejorar rápidamente en el surf.

1. La curva de aprendizaje

Antes de empezar a surfear, debes saber esto: el surf es uno de los deportes más difíciles y complejos del mundo. Piénsalo. Ninguna ola es igual, por lo que tu patio de recreo cambia constantemente. Elementos como el viento o las mareas afectan a las olas de forma diferente cada día.

Es un proceso de aprendizaje muy desafiante y agradable. Una vez que atrapas tu primera ola, eso es todo, ¡estás enganchado! Conocer la curva de aprendizaje te ayuda a preparar tu actitud y expectativas hacia el surf. A diferencia del snowboard, por ejemplo, no hay un momento en el tercer día en el que pienses “Vale, lo tengo” y luego muy raramente vuelvas a caer. En el surf, te caes durante años.

2. La importancia de tu tabla de surf

En cualquier deporte, tener el equipo adecuado te ayuda a rendir mejor. Pero en el surf es diferente. Tu tabla puede marcar la diferencia entre surfear 20 olas o 0 olas en tu sesión.

Elegir la tabla de surf correcta cambiará completamente la experiencia. No se trata de tener el  último modelo. Se trata de tener el volumen y el rocker (curvatura) adecuados. El volumen es la medida de cuanta flotación tiene la tabla. Es una función de la longitud, el ancho y el grosor. Básicamente, cuando empiezas a surfear, quieres mucho volumen (elige una tabla de longboard o de foam, tablas que sean anchas, gruesas, largas y que tengan un rocker plano). 

3. Elija el lugar de surf adecuado

Esto es extremadamente importante. Muchos surfistas te lo dirán: Empieza con un descanso en la playa, es más seguro. Lo cual es cierto, pero sólo hasta cierto punto. Por supuesto, es mejor caer en la arena que en las rocas o en el arrecife de coral. Pero la verdad es que hay algunos lugares de arena para los surfistas avanzados, y algunos puntos rocosos para los surfistas principiantes. Para hacer las cosas aún más confusas, algunos puntos pueden ser perfectos para aprender en algunos días, y en otros días sólo son buenos para los expertos. Todo depende de las condiciones de las olas.

Si quieres saber si un spot es bueno para tu nivel, no sólo debes buscar la información sobre el lugar, sino también las condiciones de las olas del día. Hay muchos sitios web y foros de surf con esta información. Mi sitio preferido es Surfline.com, porque está escrito por profesionales y su información suele ser muy precisa. En este sitio web podrás ver qué tipo de tabla necesitas, el nivel de surf adecuado, la marea, el oleaje, el fondo, etc.

Investigar un poco en la web siempre es bueno. Pero lo mejor es contar con surfistas conocedores y experimentados que hayan estado navegando en la zona durante mucho tiempo. Ellos son los que realmente pueden decirte a dónde ir de acuerdo a tu nivel de surf.

4. Tener a alguien que te muestre la técnica básica

Como se ha visto en el punto 1, el surf es uno de los deportes más complejos y técnicos del mundo. Imagina aprender las técnicas básicas equivocadas y luego tener que olvidar tus malos hábitos antes de poder continuar tu progresión.

5. Aprende sobre la ética del surf

Hay muchas, muchas reglas que seguir en el surf: no remar dentro, no caerse, no serpentear, no tirar la tabla de surf, etc. Puede sonar como un nuevo idioma cuando eres nuevo en este deporte. Procura ir a surfear con un amigo que te pueda ir enseñando no solo a domar las olas, sino también sobre como comportate en el mar. De todas formas, a continuación te presentamos, las dos cosas principales en las que debes centrarte. 

No te “robes las olas”

Robarse las olas de los demás es la principal violación de la ética del surf y es la que sucede más a menudo. Básicamente, significa tomar la ola de alguien que ya la estaba esperando con anterioridad. Las olas de calidad están hechas para ser montadas por un solo surfista. De esta manera este puede disfrutar de áreas específicas y poderosas, donde sólo uno puede caber.

Entonces, ¿cómo saber si es tu ola o la de alguien más? Cuando te estés preparando, mira a ambos lados (derecha e izquierda) antes de despegar. Si un surfista está cogiendo la ola más adentro, cerca del pico, tiene prioridad. Si está más cerca de la cima, entonces será el que tenga el recorrido más largo, así que también será de él.

Elige un lugar para practicar acorde a tu habilidad

Hemos visto cómo hacerlo en el punto 3. Este es un aspecto muy importante de la ética del surf. De esta forma evitarás incomodar a surfistas más avanzados o novatos, ya que podría resultarles molesto estar con una persona demasiado buena acaparando todas las olas o alguien con muy poca experiencia siendo un peligro para todos los presentes.