motos de nieve

Motos de nieve: Todo lo que necesitas saber

Si quieres saber todo acerca de las motos de nieve estás en el lugar correcto. A lo largo de este artículo, te daremos toda la información sobre esta actividad, y también compartiremos los mejores lugares en los que definitivamente tienes que probar las motos de nieve.

La moto de nieve, ¿qué es?

Para saber todo sobre las motos de nieve, empecemos por lo más básico. También son llamadas snowmobiles o ski-doo, es un pequeño vehículo motorizado que anda sobre orugas y esquís en la parte delantera, controlados por un manubrio. Esta moto no necesita ninguna carretera específica, ya que las orugas hacen el camino. Las motos de nieve pueden ir a cualquier lugar, lo que da una sensación de libertad total. Además, es fácil de manejar, al menos cuando se va a una velocidad razonable. La mayoría de la gente puede manejarla sin ningún problema.

Las primeras motos de nieve fueron creadas en 1936 por un fabricante canadiense. En esa época, se llamaban “snow flyers” y derivaban de los modelos conocidos anteriormente como Fort-T. Estas, podían llevar hasta 7 pasajeros y se usaban para viajar entre los pequeños pueblos del norte de Canadá. Las motos de nieve, tal y como las conocemos hoy, sólo transportan una cantidad limitada de personas, y no fueron vendidas por la misma compañía hasta los años 50, también eran conocidas como “ski-doo”. En realidad, estos motores debían llamarse “Ski-Dog”, pero por un error tipográfico, ¡se convirtió en “ski-doo”!

Desde los años 60, hemos visto un importante crecimiento en la industria de las motos de nieve, y hoy en día, no sólo son utilizadas por las pequeñas comunidades canadienses o escandinavas, sino que también se utilizan para entretener a la gente. Las motos fabricadas hoy en día suelen tener una cilindrada de entre 500 y 1000 cm3 y están acostumbradas a tener sólo un piloto y un pasajero. Su potencia es prácticamente igual a la de una moto grande, y te llevarán por las montañas con mucha facilidad. En algunos países fríos, esta moto de nieve ha sustituido por completo a los trineos tirados por perros.

Cómo se maneja una moto de nieve?

Para poder manejarla, hay que tener al menos 18 años y un permiso de manejar al día. Y antes de manejar esta moto, lo mejor sería que ya tuvieras una experiencia previa manejando una moto o un scooter. Sin embargo, para ser pasajero en la moto de nieve, la edad mínima generalmente es de 12 años. Esto puede depender de los instructores, por lo que es mejor que pidas más información al profesional cuando viajes con niños.

Por lo general, una moto de nieve puede alcanzar hasta 60 km por hora, lo que es suficiente para que te dé mucha adrenalina mientras disfrutas de las vistas. 

Conducirlas es bastante fácil porque, a diferencia de los autos y las motos, no es necesario pasar cambios. Sólo hay un “botón de encendido”, un acelerador y frenos. Pero debes llevar un casco, que te dará el instructor.

Dónde puedo arrendar una moto de nieve?

A diferencia de las motos de agua, en Francia no puedes arrendar una moto de nieve y dar un paseo. En la mayoría de los lugares, el instructor tiene que estar contigo. Esto se debe a que las montañas pueden ser peligrosas y a que sólo hay ciertas horas del día en las que se pueden usar. Así que confía en tu instructor y escucha los consejos que te dará, para que puedas pasarlo bien.

Pero, dónde puedo arrendar una moto de nieve y cuáles son los mejores lugares para esquiar en todo el mundo? Por ejemplo, Rovaniemi en Finlandia, Tromso en Noruega, Gulfoss en Islandia y Kiruna en Suecia. En estos lugares, es bastante fácil arrendarlas, ya que es un transporte muy común allí y tienes menos restricciones que en otras partes de Europa. Puedes dar largos paseos entre lagos o por bosques nevados.

En Francia, por ejemplo, también hay muchos lugares donde se pueden arrendar y dar paseos, pero generalmente cuando las canchas de esquí están cerradas. La mayoría de los paseos se hacen de noche, lo que permite disfrutar de un entorno particular. Estos son algunos de los lugares en los que puedes practicar este deporte. En los Alpes o los Pirineos: Chamrousse, Serre-Chevalier, Auron, Les Sybelles, Saint-Lary-Soulan, Isola 2000, Barège, Tignes, La Plagne… 

Lo que debe saber antes de dar un paseo en moto de nieve

No sólo debes tener el carné de conducir actualizado, sino que no debes tener ninguna contraindicación médica (problemas de espalda, esguinces no totalmente recuperados, embarazo, problemas de visión que puedan afectar la conducción…).

También es muy importante decir que se necesita una buena salud física para esta actividad. Las motos de nieve tienen motores muy pesados, y es posible que tengas que manejar de pie en algunos de los duros caminos. Podemos pensar que manejar un ski-doo es fácil, pero no hay que subestimar la fuerza que se necesita para manejar esta máquina de 300 kg. Además, estarás conduciendo durante horas en el frío, por lo que necesitas una fuerza extra para conducir correctamente.

Hablando de frío, es absolutamente necesario que lleves ropa que te mantenga muy abrigado (un primera capa y otra resistente al agua y a la nieve) y, lo más importante, no olvides los guantes! Lo ideal sería contar con guantes de invierno para motos para obtener el máximo calor y protección. Pero no olvides ponerte en contacto con el instructor y preguntarle por el material que vas a necesitar. 

Por último, no olvides que la mayoría de los lugares de arriendo te exigirán que dejes una garantía, aunque el piloto es responsable de su moto y de cualquier accidente material durante el trayecto, el instructor puede reclamar el dinero por los daños. La mayoría de los profesionales te darán un seguro específico, aunque la mayoría de las franquicias pueden proporcionarte uno.

Los mejores lugares para ir en moto de nieve

Ahora que probablemente que sabes algo más sobre las motos de nieve, vamos a hablar de los mejores lugares a los que puedes ir para tener la mejor experiencia. La fórmula mágica para un viaje increíble es suficiente nieve + sobresalientes paisajes.

En cuanto a los mejores lugares, obviamente recomendamos los países muy fríos como Canadá o Groenlandia. Pero tenemos preferencia por estos lugares: Tromsø en Noruega, La Plagne en los Alpes franceses y Reikiavik en Islandia. En este último lugar también se pueden ver las auroras boreales mientras se maneja.

Articulo traducido y adaptado de https://blog.manawa.com/en/