juegos de camping

Los mejores juegos de camping en el río

Los guías necesitan tener un arsenal de actividades para después del descenso del río, así que gracias a Dios existen los juegos de camping. Estos son algunos de los que me gusta jugar en el río cuando puedo, pero en realidad, estos juegos pueden ser entretenidos en cualquier lugar donde se acampe, o incluso en casa en el jardín con tus amigos. 

7 DIVERTIDOS JUEGOS DE CAMPING QUE LE ENCANTARÁN A TODO EL MUNDO

1) BOTTLE BASH

Si te gusta jugar al frisbee, al disc golf, a las herraduras o al cornhole, te encantará el Bottle Bash. Algunos lo conocen como “frisbeer” o “beerzbee”, pero es uno de esos juegos que están de moda ahora mismo porque es muy portátil, rápido de armar y tiene reglas tan fáciles de entender que cualquiera puede aprender después unas cuantas rondas. Para jugar, hay que poner los dos postes de Bottle Bash y las “botellas” a una distancia de entre 6 y 12 metros, según el grado de dificultad que se quiera alcanzar. A continuación, equipos de dos personas (o uno solo) se turnan para lanzar un disco contra la botella o el poste del adversario para ganar puntos. Los defensores intentan atrapar la botella y el disco antes de que caigan al suelo para evitar que el equipo/individuo contrario sume puntos. Es un concepto sencillo, pero ofrece horas de entretenimiento.

2) SPIKEBALL

El Spikeball se hizo popular después de aparecer en el exitoso programa Shark Tank. Ahora, todo el mundo, desde los atletas de élite hasta nuestros guías de camping, han descubierto este divertido híbrido de voleibol y paletas. Para jugar, dos equipos se turnan para tirarse una pequeña pelota desde una red tipo trampolín. Cada equipo tiene tres oportunidades de devolver la pelota al otro equipo sin que toque el suelo. Si no pueden devolverla, o la pelota cae al suelo, el otro equipo se anota un punto. Esto continúa hasta que un equipo llega a 11 puntos (o el número que tú decidas). Si crees que este juego activo parece fácil, definitivamente no lo es, y te dará un gran entrenamiento mientras juegas. Además, el spikeball es mucho más fácil de armar que una cancha de voleibol completa, por lo que es perfecto para acampar, para los días de playa e incluso para el jardín. 

3) KUBB

No son exactamente herraduras o bochas… ¡es ajedrez vikingo! Más conocido como Kubb, este juego de lanzamiento de bloques es un gran éxito entre los niños y los adultos, y viene en un estuche compacto que es fácil de llevar a los viajes de camping y rafting. Dos equipos de jugadores ponen cinco bloques de madera llamados kubbs a una distancia aproximada de 4 a 5 metros, así como un kubb rey en el centro del área de juego. El objetivo del juego es lanzar bloques a los kubbs de tus oponentes y tratar de derribarlos todos, seguidos del rey kubb, antes que tu oponente. Hay algunos giros divertidos en las reglas que añaden algo de estrategia al juego, pero el primer equipo que conquiste al rey gana. Si eres habilidoso, puedes incluso hacer tu propio juego en casa.

4) SLACKLINE

El slacklining se ha convertido en un deporte extremo, pero en el fondo es un juego de equilibrio al que cualquiera puede jugar. Una gruesa red de poliéster, o slackline, se coloca tensa entre dos puntos de anclaje, normalmente árboles o rocas. El objetivo es mantener el equilibrio y acabar caminando por la cuerda, que acostumbra estar a uno o dos metros del suelo (o suspendida a cientos de metros en el aire y atravesando dos paredes de un cañón, si te gusta eso). Hay que aguantar, se necesita práctica, pero hay que saber que estás divirtiendo mucho a los espectadores mientras te contorsionas en posturas incómodas para no caerte. 

5) HUNKER DOWN

Hunker down es un juego clásico de camping, pero con algunas adaptaciones, este híbrido de “tira y afloja” puede recrearse en cualquier lugar. Todo lo que se necesita es una zona amplia y abierta, dos latas de munición y un trozo de cuerda (nosotros utilizamos el cordel de nuestras bolsas de lanzamiento, pero puedes probar con un par de tacos y un pedazo de cuerda). Las latas de munición se ponen a unos cuatro metros de distancia entre sí. El cordel de lanzamiento se saca completamente de su bolsa, con los extremos en la base de la lata de munición. A continuación, dos participantes se ponen encima de las latas de munición, una frente al otro. Se anuncia una cuenta atrás: “3, 2, 1… ¡CHOQUE O ABAJO!” y ambas personas se apuran para tirar de la mayor cantidad de cuerda posible. El objetivo es hacer que tu oponente se caiga de la lata de munición. No es tan fácil como parece. Consejo de experto: quítate las chalas y anda a pie pelado para agarrarte mejor a cualquier objeto sobre el que estés.

6) BOCCE

Puede que los italianos lo hayan inventado, pero los balseros han perfeccionado este entretenido pasatiempo. Se tira una pequeña bola blanca llamada jota a la portería. Los equipos se turnan para lanzar bolas de colores a la portería, intentando acercarse lo más posible. El equipo cuyas bolas estén más cerca al final gana esa ronda y suma puntos. Puedes hacer que el juego sea tan rápido o tan largo como quieras, modificando el número de puntos necesarios para ganar en total. Las bolas de bocha que brillan en la oscuridad han llevado este juego a un nuevo nivel de diversión en el camping. 

7) CRIBBAGE

El cribbage es aún más entretenido cuando se acampa. Sentados en sillas, bebida en mano, este clásico juego de cartas puede jugarse con dos, tres o cuatro jugadores. “Crib” tiene dos rondas de puntuación distintas: la “jugada” y la “muestra”. Los jugadores mueven clavijas en el tablero a medida que se van anotando puntos hasta que alguien llega a 121. Una vez que te hayas familiarizado con las reglas (siempre hay alguien en el grupo que las conoce), descubrirás que es una forma fácil de relajarse y conversar con los amigos mientras intentas que no te pasen gato por liebre (lo que básicamente significa que has perdido, y mucho).

Contenido traducido y adaptado de https://www.oars.com/