paracaidismo

Pros y contras de los deportes extremos

Como cualquier otra actividad, los deportes extremos no están exentos de ventajas e inconvenientes.

Personalmente me gusta la escalada y desde hace tiempo siento que este tipo de actividad deportiva tiene muchos pros, pero también algunos contras. Averigüemos a qué desventajas hay que enfrentarse y qué acción positiva se puede sentir en las actividades deportivas extremas.

Ventajas de los deportes extremos

Ahora casi todo el mundo va a algún tipo de sección de deportes, y cada persona, cerrajero o director, se esfuerza por la auto-realización y la auto-mejora. En mi opinión, esta es una gran tendencia en la sociedad, que se refleja en la popularidad de los deportes extremos.

Y aquí están los principales beneficios de los deportes extremos, ya sea escalando montañas o saltando en el Pogo Stick.

  • Desarrollo físico. Cualquier deporte extremo requiere que tengas una gran forma física. Y si no la tienes, el ejercicio intenso te obligará rápidamente a empezar a construir tu propio cuerpo. Por supuesto, dependiendo de la dirección del entrenamiento, diferentes grupos musculares recibirán diferentes cargas, pero, en general, el cuerpo recibirá una cuota de actividad. Por cierto, la mayoría de los adultos carecen de desarrollo físico hoy en día (gracias a la cuarentena y a diversos trabajos “sedentarios”).
  • Salud psico-emocional. Al hacer deporte, te librarás de la negatividad, y si te encuentras en una compañía agradable y alegre, recibirás una carga constante de emociones positivas. Acepta que todos los problemas se desvanecen cuando te precipitas en una bola de zorb a gran velocidad desde una pendiente o te cuelgas de una roca alta, con miedo a moverte para no perder el equilibrio. Hablando de equilibrio. Aprenderás a sentir mucho mejor tu propio cuerpo.
  • Cambio constante. Esto no es un fitness monótono y repetido cíclicamente, aquí siempre te esperan nuevas emociones. Nuevas pistas, nuevas personas, nuevos lugares y, por supuesto, aventuras.
  • Nuevos logros. Los logros que consigues en esta dirección completamente nueva y desconocida son realmente inspiradores. Hace poco has aprendido a mantenerte en pie sobre una tabla de snowboard, y sólo un año después ya estás esquiando en las montañas de algún lugar del otro lado del mundo. Y eso es genial. Incluso las mejoras insignificantes, además de las habilidades, que se añaden después de cada entrenamiento, aportan alegría.
  • Confía en tu fuerza. El listón de las propias capacidades se eleva mucho más que el nivel habitual. Sabrás con certeza que prácticamente nada es imposible: basta con esforzarse y el resultado no tardará en llegar. Esta confianza se traslada del deporte a la vida cotidiana.
  • Adictivo. Si normalmente, el mismo perezoso como yo necesitaba forzarse para ir a entrenar, entonces los deportes extremos te empujarán a superarte a ti mismo, eso es “lo mío”, me encanta. Experimentas emociones que se pueden comparar con los juegos de azar con el miedo a perder y la celebración de la victoria. El triunfo gana. Y quieres experimentar estas emociones una y otra vez.
  • Actividad al aire libre. Muchos deportes extremos incluyen viajes a terrenos naturales o pasar tiempo en la naturaleza. Esto es una gran ventaja para los que se sientan en una ciudad congestionada.

Los que practican deportes extremos suelen tener una salud excelente. El sistema cardiovascular y respiratorio está especialmente templado. Pero las ventajas mencionadas no anulan la presencia de ciertos inconvenientes.

Como cualquier otra actividad, los deportes extremos no están exentos de ventajas e inconvenientes.

Desventajas de los deportes extremos

Las lesiones son habituales. Cada deporte tiene sus propias “zonas de riesgo”. Alguien estira constantemente sus músculos, y alguien se raspa las rodillas en el asfalto. Las lesiones graves también son habituales. Sin embargo, en los deportes extremos se aprende a ignorar el dolor. Así que esto es una especie de ventaja y desventaja al mismo tiempo.

  • El tiempo. Las clases consumen tiempo, como cualquier otra afición. Si no planeas nada especial en el deporte, sino que sólo lo haces por ti mismo, entonces 2-3 clases por semana serán suficientes. Pero si quieres participar en alguna competición, aunque sea amateur, entonces tendrás que hacerlo cuatro o más veces.
  • Cargas pesadas. En las etapas iniciales del entrenamiento, un cuerpo no preparado puede resistir activamente. Hay dos opciones para el desarrollo de los acontecimientos: seguir entrenando (si no hay riesgo para la salud, por supuesto), o abandonar esta empresa.
  • Peligro de muerte. La mayoría de los deportes extremos suponen un peligro para la vida. Y esto lo demuestran las estadísticas. El salto base está merecidamente considerado como el más peligroso; aproximadamente 1 de cada 30 atletas muere en este deporte.
  • El alto coste del equipo. Aquí no te las arreglarás con un par de zapatillas y un pantalón de deporte: tendrás que desembolsar un equipo profesional y productos relacionados. Y no son baratos. Pero tampoco puedes ahorrar aquí: tu vida y tu seguridad dependerán de este equipamiento.

Preguntas constantes. Los familiares, sobre todo al principio, estarán muy preocupados por tu seguridad. Y si además eres una chica, habrá el doble de preguntas.

Como ves, los deportes extremos también tienen muchos contras.

A la hora de decidir si practicar o no deportes extremos, tienes que sopesar todos los beneficios y riesgos. Sí, puedes hacerte daño, pero si sigues todas las precauciones y haces algo que no implique riesgos significativos, estarás a salvo.

Recuerda que correr riesgos te proporcionará un montón de emociones inolvidables. Con ellas, puedes decorar tu gris vida cotidiana y convertirte en una persona completamente diferente, arriesgada y exitosa.

Artículo traducido y adaptado de https://adventuremagazine.co.nz/